local_libraryBoletín Oficial de la República Argentina | 23/08/1994

Constitución de la Nación Argentina

Artículo 19.-

Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe.

ÍNDICE